Bioconstrucción - rehabilitaciones integrales - Materiales ecológicos - Bioclimática y eficiencia energética

Bioconstruccion

Mensajes archivados en esta categoría

Baños acabados en tadelakt

15 de septiembre, 2016

El tadelakt es una técnica de terminación a base de cal hidráulica natural. Se puede colorear y se obtiene un acabado liso brillante o satinado de gran calidad y resistencia. Lo utilizamos en baños no solo para terminaciones de paredes y techos sino tambien para formar lavabos y bañeras de obra ya que es resistente a la humedad e impermeable.

2013-10-16-15-46-10

img_20160413_161721_1

detalle-tadelakt-taull

Categoría: Bioconstruccion, Materiales ecológicos, Sistemas constructivos | Sin comentarios »

Arkisoi presente en Berdeago

23 de enero, 2015

berdeago logo

Berdeago es la primera feria de sostenibilidad ambiental de Euskadi. Esta cuenta con la colaboración de diferentes instituciones como la diputación foral de Bizkaia o el ayuntamiento de Durango. Berdeago nace con el objetivo de concienciar a la ciudadanía y difundir nuevas tecnologías y prácticas relacionadas con el ahorro energético el cual actuará directamente en una reducción de emisiones y contaminación. Otro de los objetivos del proyecto Berdeago, reside en dar un paso más hacia la oportunidad económica y social que supone la instauración de estas tecnologías y prácticas.

Este es su tercer año y por primera vez Arkisoi Bioconstrucción estará presente con un stand donde además de compartir toda la información sobre nuestras obras de rehabilitación, reformas, nueva ejecución, o nuestros materiales,  tendremos a la venta material de la editorial Ecohabitar, como los números atrasados de los últimos dos años y varios libros.

Os esperamos en Berdeago, Durango, del 20 al 22 de febrero.

Más información sobre la feria, www.berdeago.com

 

 

Categoría: Bioconstruccion, Noticias | Sin comentarios »

Lo sostenible no siempre es lo justo

20 de enero, 2015

A menudo se aplica el adjetivo “sostenible” al desarrollo, sustituyendo la expresión “desarrollo humano”, que tanto ha costado aclarar, por “desarrollo sostenible”. Esto es, a mi juicio, un retroceso.

Después de la II Guerra Mundial el desarrollo de los pueblos se medía en términos de PIB, y fueron pioneros como Lebret, Goulet, ul Haq o Sen quienes recordaron que el auténtico desarrollo es desarrollo humano, que los pueblos están desarrollados cuando las personas cuentan con las capacidades suficientes para llevar adelante los planes de vida que elijan, no cuando les sobran mercancías. Que la pobreza es falta de libertad. Recurrir ahora al desarrollo sostenible introduce un margen de ambigüedad.

Cuando se quiere recortar gastos en una partida cabe siempre la coartada de decir que tal como está resulta insostenible y que es necesario introducir reformas para asegurar su sostenibilidad. Así ocurre con la sanidad, las pensiones, los salarios, la educación o la economía, con la dependencia o la ayuda a los vulnerables. Los recortes se hacen entonces en nombre de las generaciones futuras, cuando lo bien cierto es que es preciso atender a las generaciones presentes sin olvidar a las futuras. Lo que ocurre es que el término “sostenible” es muy opaco.

Nacido a comienzos del siglo XVIII en el campo de la economía, recibió el espaldarazo social en las reflexiones sobre el expolio de la naturaleza. El Informe Brundtland gestó la idea de desarrollo sostenible y la Cumbre de Río de 1992 se ocupó del tema recordando que los recursos de la Tierra son escasos y es necesario usarlos racionalmente, manteniendo sus condiciones de reproducción y pensando en las generaciones futuras. Este uso de la palabra se introdujo en la Carta de la Tierra, asumida por la UNESCO en 2003.

Es verdad que, además de la naturaleza, ya se incluían en la expresión la protección de los derechos humanos, la paz, la diversidad cultural, la justicia social y el fortalecimiento de la democracia. Pero el hecho de que la expresión se origine en la economía ecológica introduce siempre confusiones, porque no es lo mismo intentar que el uso de la naturaleza sea sostenible que construir una sociedad sostenible. En ese juego de la ambigüedad quienes desean manipular tienen las manos más libres.

Para que los recursos naturales sean sostenibles deben usarse por debajo del límite de su renovación. Si talamos un bosque, desaparece, pero si nos servimos de él por debajo de cierto límite, siempre hay madera disponible. Pero ¿qué sucede cuando se aplica esta medida a la protección de derechos humanos o a la democracia? ¿Cuál es el límite en la producción y distribución de recursos sanitarios, judiciales, educativos o de bienestar social, por debajo del cual es preciso situarse para hacer posible la renovación?

En los ochenta del siglo pasado se decía que el Estado debía propiciar a los ciudadanos un “mínimo razonable”, y que eso era lo justo. Pero la justicia parece estar perdiendo terreno frente a la sostenibilidad, que al parecer da más juego, pero es más confuso. Las personas no son bosques, no se puede hablar aquí de talar más o menos. Si se recorta tanto que se pone en peligro la vida digna de una parte de la generación presente, entramos en lo que se llamó en un tiempo “las elecciones crueles” entre las actuales generaciones y las por venir, que dejan las manos libres para actuar en la generación presente sin contar con criterios de justicia.

Una persona puede sacrificar algunas de sus aspiraciones para tener una vejez mejor, pero una sociedad no es una persona, sino un conjunto de personas, y son algunas de ellas las que deciden a quiénes se debe sacrificar. La elección es entonces cruel, pero no para quienes toman las decisiones, sino para los que sufren sus consecuencias.

Por eso en el caso de las sociedades es aconsejable sustituir el discurso de la sostenibilidad por el de la justicia, el del desarrollo sostenible por el del desarrollo humano y la sostenibilidad medioambiental. Y en vez de empeñarse en construir una economía o una sanidad sostenibles, en vez de hablar de pensiones o ayudas a la dependencia sostenibles, bregar para que sean justas.

Adela Cortina es Catedrática de Ética y Filosofía Política de la Universidad de Valencia.

Fuente original: http://ccs.org.es/

Categoría: Estilo de vida | Sin comentarios »

Un año más: Arkisoi en el Salon de la Bioconstruccion de Graus 2014

15 de diciembre, 2014

foto sin editar salon 2014

Del 7 al 9 de noviembre de 2014 se han celebrado las 12as JORNADAS TÉCNICAS DE ARQUITECTURA TRADICIONAL Y BIOCONSTRUCCIÓN Y EL 9º SALÓN DE BIOCONSTRUCCIÓN.

En 2005 el Ayuntamiento de Graus tomó la decisión de cambiar el concepto de feria generalista y apostar por certámenes más especializados y profesionales.

Concientes de la importancia del medio ambiente y la conservación del mismo, se optó por promocionar y desarrollar el Salón de la Bioconstrucción. Un proyecto en defensa de los valores ambientales y naturales en el entorno físico y cultural de nuestro territorio. Éste se desarrolla con los siguientes contenidos: jornadas técnicas, talleres demostración, visitas técnicas, charlas informativas y exposición de productos, materiales, empresas, proyectos, etc.

Esta iniciativa hace que el Ayuntamiento de Graus sea pionero en Aragón en implantar, divulgar y promocionar este nuevo modelo de construcción, que ha apostado por el desarrollo sostenible en el territorio aprovechando los recursos de forma óptima y respetuosa.

Arkisoi como en anteriores años ha expuesto sus trabajos en obras de rehabilitación, reformas y nueva ejecución. Como es habitual en esta feria acudimos con una representación de literatura para la venta, de la editorial Ecohabitar, así como los ultimos ocho números de su revista.

 

 

Categoría: Bioconstruccion, Noticias | Sin comentarios »

Arkisoi presente en las Jornadas de Bioconstrucción de Graus

10 de noviembre, 2013

Como viene siendo habitual por estas fechas acudimos nuevamente a la cita de las Jornadas y al Salón de la Bioconstrucción en Graus.

Nuevamente hemos encontrado un punto de encuentro entre profesionales, intelectuales, estudiantes y gente concienciada que nos permite renovar ideas y cargar las pilas. Como en los últimos años hemos hecho acto de presencia como empresa expositora en el espectacular emplazamiento del Espacio Pirineos de Graus junto a otras empresas.

Este año la novedad ha sido la entrevista que nos realizó Carlos Espatolero en la primera hora del programa Aragón, fin de semana, de Radio Aragon. Comentamos brevemente que es la bioconstrucción y su viabilidad en la ciudad o en el medio rural.

 

Categoría: Bioconstruccion | Sin comentarios »

Página siguiente »