Bioconstrucción - rehabilitaciones integrales - Materiales ecológicos - Bioclimática y eficiencia energética

Materiales ecológicos

Mensajes archivados en esta categoría

El bambú, material de construcción sostenible

4 de noviembre, 2009

El uso del bambú en la construcción está en general asociado a la fabricación de viviendas para los pobres. Sin embargo, este material es usado para los más variados edificios, desde casas de uno o dos pisos, hasta escuelas y complejos turísticos, capaces de soportar intensos terremotos.El bambú no sólo constituye una solución para la construcción rápida y barata de viviendas, sino que también contribuye a paliar la pobreza, ha asegurado Shyam Paudel, de la Red Internacional del Bambú y Ratán (INBAR), en el marco del XIII Congreso Forestal Mundial que se celebra en Buenos Aires.

La madera de bambú tiene una alta resistencia a la tensión y la carga y presenta una gran adaptabilidad. Su gran flexibilidad permite realizar diferentes construcciones y una variedad de diseños. Además, con el tratamiento adecuado, tiene una gran durabilidad.

Todas estas características, sumado al hecho de que se requiere un mínimo de tecnología y es rápido para construir, convierten al bambú en un producto sostenible y que ofrece enormes beneficios socioeconómicos, añadió Paudel.

El bambú, una gramínea, no sólo crece en Asia y África, sino que tiene una amplia distribución en América. En este continente existen 21 géneros de bambúes leñosos y 20 de bambúes herbáceos, que suman más de 200 especies nativas, indicó por su parte Margaret Stern, del proyecto Bambú de las Américas (BOTA).

“Algunas especies están amenazadas de extinción por la deforestación y el sobreuso”, indicó la experta. Otras, en cambio, son “agresivas colonizadoras, que son exitosas en áreas de perturbación natural o antropogénica”.

Tienen además, un importante papel ecológico. Por ejemplo las plantas del género Chusquea son buenas estabilizadoras de taludes y controlan la erosión, gracias a su red de rizomas.

Un problema que enfrentan los bambúes es su escasa reproducción sexual, lo que hace que la recombinación genética sea mínima, por lo que se debe reforzar la conservación de su diversidad genética, explicó Stern.

Entre los desafíos que enfrenta el programa global de construcciones de bambú del INBAR, Paudel dijo que se debe cambiar la “percepción de las personas” sobre el uso de la madera de bambú y que no se cuenta con estándares para la construcción con este material.

Asimismo, es necesario identificar la especie adecuada para la construcción.

Entre las ventajas, el especialista destacó que se pueden usar todos los tipos de bambú y que hay pocos desechos.

Las casas construidas con bambú soportaron sin daños un terremoto de más de siete grados de magnitud en Costa Rica, según Paudel, mientras que son una buena respuesta ante desastres, en vista de la rapidez con la que se construyen las casas.

El manejo de los bosques de bambú no es difícil, recalcó Stern. Es posible hacer una producción sostenible de los tallos, denominados culmos en las gramíneas. Debido a que es una planta clonal, de rápido crecimiento y buena regeneración natural, se puede aprovechar un gran porcentaje de culmos maduros sin perjudicar a la planta, indicó la experta.

En general, el bambú ofrece una gran cantidad de servicios ambientales, ya que protege los suelos y cuencas hidrográficas, fija y almacena carbono y ayuda a conservar la biodiversidad en los bosques dominados por esta planta.

El uso de buenas prácticas de silvicultura redundará en una disponibilidad a largo plazo de los bambúes, que además otorgará enormes beneficios económicos y reducirá los impactos ambientales, concluyó.

Erica Igler. Buenos Aires

Categoría: Materiales ecológicos | Sin comentarios »

Prohibido el uso de bombillas incandescentes a partir de 2010

31 de agosto, 2009

La UE da un paso ecológico y prohibe el uso de bombillas incandescentes a partir de 2010

 

 

  • Se promueve el uso de bombillas eficientes, cuyo consumo es hasta cinco veces menor
  • La iniciativa reducirá la emisión de 30 millones de toneladas de CO2 al año
  • Según los ecologistas esta medida se queda corta
  • Los ministros de Energía quieren fomentar la rentabilidad sin perjuicio del consumidor

Los países de la Unión Europea (UE) han acordado prohibir el uso de bombillas incandescentes a partir de 2010 en un esfuerzo por generalizar el uso de aparatos domésticos de diseño ecológico.
Los ministros de Energía han aprobado en Luxemburgo unas conclusiones con las que pretenden completar la legislación europea ya existente sobre materia ecológica.

Esta medida afecta a numerosos productos como lavadoras, lavavajillas y hornos eléctricos y promueve el empleo de bombillas eficientes, con las que, según los ecologistas, se reduciría el consumo de energía en un 60%, lo que equivale a unos 30 millones de toneladas de dióxido de carbono al año.

En concreto, los ministros han apoyado que “todos los productos de alumbrado domésticos con menor rendimiento estén prohibidos a la venta a partir de 2010, cuando existan fórmulas de sustitución”, reza el texto de conclusiones.

Los ministros han dejado claro, eso sí, que no se quiere reducir el suministro en el mercado ni perjudicar al usuario en ningún sentido. Asimismo, han destacado que quieren que se respeten todos los parámetros del diseño ecológico, en particular la rentabilidad.

Una medida que se queda corta para los ecologistas

La medida ya ha provocado reacciones en los grupos ecologistas como WWF, que la ha considerado “un paso adelante positivo”.

Según calcula WWF, el consumo de las bombillas incandescentes es de tres a cinco veces superior al de las bombillas eficientes y su sustitución contribuiría a la reducción del consumo de energía en iluminación un 60%, lo que equivale a unos 30 millones de toneladas de dióxido de carbono al año.

Sin embargo, esta organización ha lamentado que la UE no haya adoptado aún un objetivo obligatorio de reducción del consumo energético primario en un 20% para 2020.

“Mantener la eficiencia energética como una herramienta opcional no nos conducirá hacia la necesaria reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en un 30% en 2020″, ha asegurado la ONG en un comunicado.

Los ministros sí han hecho mención a esta reducción del consumo anual de energía primaria, que ya figuraba en unas conclusiones anteriores, pero no han ido más allá en la concreción de ese objetivo.

También se han mostrado a favor de la adopción de una política integrada en materia de clima y energía basada en tres objetivos fundamentales: la lucha contra el cambio climático, la seguridad del abastecimiento y el mantenimiento de la competitividad de las economías europeas.

Fuente RTVE

Categoría: Eficiencia energética, Materiales ecológicos | 2 Comentarios »

Mortero de cal

8 de marzo, 2009

Hay que invertir la pregunta “¿Cuándo y porqué usar un mortero de cal?” por la más justa y razonable “¿Cuándo y porqué NO usar un mortero de cal?”. De esta manera escribir este artículo se reduce a una simple respuesta “Casi nunca”.

Lo cierto es que la cal es un material empleado por milenios en todas partes del mundo. Cuando empecé a trabajar en Guatemala, en plena selva del Petén, localicé auténticas caleras que quemaban la piedra caliza en hornos excavados en la tierra, que sirvió para  las construcciones que allí realicé. En España, el horno tradicional de cal está extinguido en su uso, ademas, sus restos sufren el ataque de las excavadoras como sucedió en Olba (Teruel) para ampliar un camino, perdiendose el último horno de cal del municipio.

Los morteros de cal pura (Oxido de cal para apagar) producen unos morteros plásticos, de grandes prestaciones higrotérmicas, que si bien no tienen mucha resistencia (en torno a 1,5 n/mm2), su uso es perfectamente adecuado para la mayoría de los sistemas constructivos en bioconstrucción, incluso en ambientes heladizos. Yo lo utilizo para:

  • Revoques de paredes, en interiores y exteriores, en una, dos o tres manos.
  • Colocación de pavimentos de cerámica, baldosa, o terrazo.
  • Tabiquería y muros de fábrica en general, incluso cimientos.
  • Obras de mampostería.
  • Rellenos de huecos (carpinterías, juntas de instalaciones, etc).
  • Colocación de tejas.

La cal hidráulica tiene más resistencia (3,5 – 5 n/mm2), al contener impurezas en la piedra caliza original, sigue siendo válida pero pierde las prestaciones propias de la cal pura, por lo que su uso puede ser interesante a la hora de tabicar o realizar muros, siempre que requieran resistencias superiores, iniciales o en condiciones de humedad.

Las condiciones ideales son:

  • Apagar la cal viva suficiente al principio de la obra, por lo menos la que va a ser utilizada en los revocos finales, o acabados finos, de tal manera que tengamos una cal de dos o tres meses de antiguedad. Utilizar bidones, o envases que se puedan cubrir de agua para evitar la carbonatación de la pasta.
  • Apagar con unos días de antelación, la cal que se va a utilizar en obras de fábrica, mampostería, o en general en aquellas que no importe la presencia de algun caliche que pueda romper la pasta.  Tradicionalmente se apagaba la cal de un día para otro en un volcan de arena que se amasaba al día siguiente y se ponía en obra.
  • La cal hidráulica es muy dificil de apagar, y de conseguirla “viva”. Resulta razonable adquirir marcas comerciales disponibles en el mercado. Se conserva como el cemento portland, ya que al ser hidráulica, el contacto con la humedad inicia el fraguado y estropea el material.

Las mezclas adecuadas típicas son entre 2 y 4 veces de arena en volumen por volumen de pasta, o polvo. En realidad la clásica es la 3 por 1 y vale para casi todo. La 4 por 1 yo no la utilizo por seguridad (es facil que a alguien se le escape un poco de arena o agua de más), y la 2 por 1 sirve para acabados más finos (usando cal pura) o morteros más resistentes (usando cal hidráulica). Ya se que no parece muy técnico, pero a efectos prácticos y a pie de obra es suficiente.

Quique Barahona Ormazabal

Categoría: Materiales ecológicos | Sin comentarios »

« Página anterior