Os vamos a mostrar en esta entrada algunos de los usos que en Arkisoi habitualmente le damos al corcho granulado.  Tenemos la suerte de contar con productores directos en una pequeña producción de la sierra de Espadán (Castellón) que me provee de este fantástico material. De momento consigo resultados increibles a unos costes muy razonables. De hecho, resulta a un coste muy parecido al de la arlita, si hablamos de hormigones ligeros, o de la lana de roca o la espuma de poliuretano hablando de rellenos de cámaras.

Actualmente lo tenemos a la venta desde esta página web. Si te interesa comprar este material, pincha aquí.

Se presenta en sacos de 200 litros muy fáciles de mover, ya que apenas pesan 10 o 12 kilos.

En forma de material de relleno para cámaras, aquí tenéis varios ejemplos, en cubiertas, entre rastreles. En este caso al estar tomados con yeso en tongadas, se forman espacios inferiores entre el rastrel que eliminan el puente térmico producido por la madera.

Aqui también entre rastreles pero en este caso, en un suelo sobre una cuadra, rehabilitando una cambra. El corcho nos proporciona un gran aislante térmico. Aquí también los rastreles quedaron envueltos en corcho por los laterales y por debajo, como se aprecia en el rastrel de abajo a la izquierda.

Por supuesto, el clásico relleno de cámaras de aire en los paramentos. Desde una rehabilitación formando un doblado exterior o interior formando una, hasta un relleno de cámaras prexistentes, o como en este caso, en la solución de muro capuchino que habitualmente utilizamos en Arkisoi, para el levantado de obra nueva. En este caso con 20 cms de relleno, para una vivienda en Cuenca, entre termoarcillas de 14.

O en este otro formando um muro de mayor masa interior de un pie, y con otro de medio pie para formar la cámara. En este caso para formar una cámara de 10 cms en la provincia de Valencia.

Por último, como material para la formación de hormigones ligeros, aglomerados con arena y cal, como en este caso, para alcanzar una buena solución de material aislante y regularizante, para la formación de pendiente en una terraza.

O en este otro, una buena solera de corcho aglomerado con muy poco material (arena y cal) para dotarle de mejores prestaciones aislantes, y acabado con un mortero de cal.  A la vez que regulariza la superficie de los desniveles típicos (en este caso había variaciones de 15 cms), crea un superaislamiento formado por la cubierta, la cámara de aire de la bajocubierta, y el espesor de material formado por el corcho, creando un ambiente especialmente aislado en la planta inferior. En este caso en Teruel. Recomendamos el espacio de bajocubierta como un área más bien a utilizar en verano, o eventualmente. No para la vida cotidiana. Para evitar corrientes indeseadas, la escalera se cierra, en este caso en el arranque con una puerta que permanece cerrada, lógicamente.

Como veis el corcho tiene muchos usos. Aquí os hemos presentado los más importantes y con los que generamos las partidas mas solicitadas por nuestros clientes.

Actualmente estamos haciendo pruebas de morteros de corcho y cal aérea, es decir granulometrías mucho más finas que las habituales, para formar morteros muy ligeros, muy aislantes, y sobretodo, que puedan generar capas de espesor considerable para poder utilizarlos como verdaderos aislantes en rehabilitación.

Os mantendremos informados!


Noticias relacionadas