Bioconstrucción - rehabilitaciones integrales - Materiales ecológicos - Bioclimática y eficiencia energética

Estilo de vida

Mensajes archivados en esta categoría

Apabullante arranque de Biocultura Valencia 2010

8 de marzo, 2010

Se dice que la “primera vez” queda grabada a fuego en la memoria. Tal vez ocurra lo mismo con esta primera edición de BioCultura en Valencia. Pero eso sólo lo dirá el tiempo. Lo que sí es obvio es la apabullante y acalorada acogida que la ciudad de Valencia y sus ciudadanos han hecho a la Feria.

Enviado por: ECOticias.com / Red / Agencias, 05/03/2010, 18:36 h | (92) veces leída

 

Y es que, con tal sólo unas horas de vida, ya que la feria a abierto sus puertas a las 10 de esta mañana, miles de visitantes han disfrutado y están disfrutando de todo lo que esta feria aporta: desde exposición y degustación de alimentos ecológicos y cosmética natural, artesanía y salud, a charlas y debates, actividades para los más jóvenes, ruedas de prensa, presentaciones de productos, jornadas como la de bioconstrucción, clases prácticas, y miles de eventos más que durarán hasta el domingo.

En la guía de actividades adjunta se puede ver todo lo que se puede hacer y disfrutar en la feria, aunque ya sólo el pasearse por ella entre sus stands sea una de las más estimulantes acitivades que Biocultura ofrece.

 

Ángeles Parra, directora de BioCultura, señala: “La primera vez que hicimos BioCultura Madrid, hace ahora 25 años, nos tuvimos que inventar hasta los expositores, porque prácticamente no existía nada. Si alguien producía manzanas y peras ecológicas, nos inventábamos dos estands para él y así inflábamos el sector. Hoy, después de todo este cuarto de siglo, las cosas han cambiado mucho.

El sector de la agricultura ecológica es una realidad consolidada en nuestro país. Y, por otro lado, al mismo tiempo, no deja de ser cierto que, realmente, quedan muchas cosas por hacer.

Por eso, cuando ha sido posible, hemos creado BioCultura Valencia, porque el sector ‘bio’ todavía tiene pendiente su gran revolución en todo el estado español. Tal vez, llegará un momento en que BioCultura no sea necesaria. Ojalá…”.

CONSUMO INTERNO

A pesar de que España se ha convertido, sobre todo gracias a la producción andaluza, en el estado europeo que capitanea el ránking de la producción agroecológica, nuestro talón de Aquiles sigue siendo el consumo interno.

Para Ángeles Parra, “es muy relevante cualquier iniciativa que tenga por objetivo promocionar el consumo interno de los alimentos ecológicos y darlos a conocer entre la ciudadanía, ya que todavía hay mucho desconocimiento. Nuestra intención es esta…: que BioCultura sea una plataforma para los campesinos, los elaboradores, las asociaciones de consumo… y todos aquellos que defiendan un tipo de vida y de producción en armonía con la Naturaleza.

El elemento protagonista en BioCultura es la agricultura y la alimentación ecológica, pero no es el único. Cualquier forma de producción o de servicio que tiene el visto bueno de nuestro comité de selección representa una forma de hacer que nos devuelve a una sostenilidad genuina y verdadera, no como la que defienden la mayoría de poderes económico-políticos, de uno y otro lado, una sostenibilidad de conveniencia y de cartón-piedra”.

MAMATERRA

Mamaterra, el Festival Ecológico de la Infancia, también llega a Valencia de la mano de BioCultura para que, según la citada Ángeles Parra, “los niños conozcan de cerca una forma sana, sabrosa, nutritiva y sostenible de alimentarse.

En estos momentos en que la epidemia de obesidad se está cebando en España, el país europeo con una mayor obesidad infantil, creemos que se trata de una tarea muy relevante. Si no lo hace quien tendría que hacerlo, pues lo hacemos nosotros.

Ellos serán, además, los niños… los consumidores del futuro, los que decidan qué tipo de consumo quieren llevar a cabo, un consumo depredador de recursos, o uno armónico y sustentable”. Mamaterra, entre juegos y canciones, entre talleres de cocina “bio” y sesiones de huerto ecológico, acerca al niño a un mundo armónico con la Naturaleza y también a sus padres, ya que, en muchas ocasiones, según muestran las estadísticas, la ecología entra en muchas casas a través de los más pequeños.

A PESAR DE LA CRISIS

Para Pedro Burruezo, músico y redactor jefe de The Ecologist en su versión para España, así como miembro del colectivo EcoActivistas y asesor de BioCultura, “la crisis es una buena oportunidad para replantearnos si hemos hecho las cosas bien hasta ahora. Y parece que lo estábamos haciendo mal, muy mal…

Si queremos tener una buena eco-nomía, debemos ser prudentes, optar por formas de relocalización económica, aumentar el consumo de nuestros propios productos, huir del cuento de la lechera…

El PIB no puede ser el único referente como indicador económico. Otros referentes son más importantes: los recursos ecológicos, el bienestar de los ciudadanos, la salud medioambiental y de la población…

Eso es lo que viene haciendo BioCultura desde el principio, pensar más en los recursos y en la gente que en las cifras económicas…

Y lo hemos hecho así incluso a pesar de los más críticos, sin asesores en Harvard ni lujosas campañas de mercadotecnia.

Ahora, algunos economistas señalan que la venta directa entre productor y consumidor es una salida a algunos de los problemas actuales en medio ambiente, sociedad y economía. Pues eso es lo que ha venido haciendo BioCultura desde hace 25 años, ni más ni menos”.

Burruezo sentencia: “Claro que en Valencia ya hay mucha gente que vive en estas coordenadas. Y BioCultura puede tener que decirle poco a ellos. Pero sí que las actividades de estos colectivos, sean comerciales o sociales, pueden tomar BioCultura como una plataforma para llegar a todo ese público que, dubitativo aún, todavía no se ha decidido a plantearse un cambio absoluto en su vida en cuanto a alimentación, medicina, economía…

Y, en definitiva, de lo que se trata es de eso, de ampliar el número de personas que viven el mundo ‘bio’, no de seguir convenciéndonos a nosotros mismos”.

Fuente: Vida Sana

Categoría: Estilo de vida | Sin comentarios »

Fantasmas de color verde

4 de noviembre, 2009

El lavado verde o greenwashing, esa estrategia de marketing con la que lo más sucio se adorna de palabras como “sostenible”, “reciclaje”, “conservación”, “generaciones futuras” y otros clichés del lenguaje ecologista, se ha impuesto en la comunicación de las empresas, y no sólo en su publicidad. Lo último en greewashing para confundir a la opinión pública o minar los cada vez más tímidos intentos de regular el impacto ambiental o el peligro sanitario de actividades insostenibles son las asociaciones supuestamente ecologistas, que se benefician de la credibilidad y buena imagen pública de que gozan las Greenpeace, Amigos de la Tierra y compañía, pero que en realidad sólo sirven a los intereses de una o varias industrias que financian sus actividades. Estos “falsos verdes” que se apoderan del discurso ecologista para llegar a conclusiones favorables para la industria nuclear, las químicas o el sector transgénico, sirven tanto para convencer a periodistas inexpertos de argumentos poco creíbles de otro modo, como para “trabajar” a una opinión pública confundida por el exceso de información mediática e, incluso, para “informar” a algunos políticos poco avezados. Aquí damos algunas pistas para desenmascarar a estos fantasmas del siglo XXI.

Ese es el caso del Forum Medioambiental para la Ciencia del Bromino (BSEF), una organización en torno a este compuesto usado masivamente como retardante de llama en equipamientos anti-incendio y que, entre otros muchos peligros, es tóxico para el cerebro. El Observatoria de la Europa Corporativa (CEO) y asociaciones afines de Estados Unidos hicieron un seguimiento sobre este “ecoforum” cuyos informes y expertos negaban cualquier tipo de toxicidad en los compuestos brominados pese a que numerosos estudios científicos así lo advertían. Y demostraron que era una organización fantasma creada por Burson-Masteller, la mayor consultora mundial de asuntos públicos, en nombre de los cuatro mayores productores de bromino para presionar con argumentos supuestamente científicos y ambientales a los políticos de Bruselas que amenazaban con prohibir en Europa, como en otros lugares del mundo, los retardantes de llama brominados (BFR, por sus siglas en inglés) . “En mayo de 2003 –explica un informe del Observatorio CEO titulado Bruselas, el Barrio de la UE- varios periódicos y televisiones recibieron una carta en la que el bufete legal Harbottle & Lewis, en nombre del BSEF, les exigía que no reprodujesen las advertencias contra los retardantes bromados lanzadas por el Fondo Mundial sobre la Naturaleza y otros grupos ambientalistas. La carta terminaba con un contundente aviso: Tenemos que decir, para que quede constancia, que nuestros clientes harán un seguimiento de la cobertura de la prensa y demás medios sobre el tema de los retardantes bromados y no dudarán en iniciar las acciones precisas si se difundiesen afirmaciones incorrectas o imprecisas en relación a los BFR que perjudicasen los intereses de nuestros clientes”. Llegados a este punto, parecía claro que la supuesta organización científico-ecologista no lo era en absoluto. La placa colgada en el portal 118 de la Avenida de Cortenbergh, en Bruselas, no oculta que su oficina y la de Burson-Masteller son la misma.

Un caso parecido es la Sociedad Europea para la Energía y el Medio Ambiente, que defiende principalmente a los gases fluorinados (más conocidos como “gases f”), que destruyen la capa de ozono y contribuyen enormemente al efecto invernadero y el cambio climático. Según el mismo CEO, la SEEM fue creada por otra firma internacional de “public relations”, Hill and Knowlton, con el dinero de DuPont, Honeywell y otros fabricantes. El lobby hizo una exitosa campaña contra la prohibición de estos potentes “gases de invernadero”, que ya estaban prohibidos en Austria y Dinamarca, e, incluso, presionó a la UE para impedir a estos gobiernos prohibir “por su cuenta” productos permitidas por la normativa comunitaria. De momento, no han conseguido esto último, pero la batalla no ha terminado. En octubre de 2005, el Parlamento Europeo votó en contra de nuevas regulaciones sobre los “gases F”

Estas dos organizaciones fueron creadas con un fin concreto, evitar posibles prohibiciones de productos químicos específicos. Para “verdear” la posición empresarial en los más controvertidos asuntos ecológicos (la contaminación electromagnética, la catástrofe de Chernobil, el cambio climático o los alimentos transgénicos) fue creada, en 2001, Greenfacts. “GreenFacts –explica su portal de Internet, www.greenfacts.org- es una organización independiente, sin ánimo de lucro y con sede en Bruselas. Su fin es publicar en Internet resúmenes fieles de documentos científicos de referencia sobre cuestiones de medio ambiente y salud”. Nada más desinteresado, ¿verdad? La misma página explica que la organización nació “a iniciativa de miembros de instituciones del ámbito de la ciencia y de organizaciones del ámbito del medio ambiente y la salud, así como también de empresas, que subrayaron la necesidad de un mayor acceso a información objetiva sobre cuestiones de medio ambiente y salud”. Por información “no objetiva”, obviamente, hay que entender la de ecologistas y científicos críticos. Y, aunque la participación de empresas en esta iniciativa parece testimonial, en realidad, la asociación fue fundada con una aportación económica de la multinacional química belga Solvay y entre sus contribuyentes actuales se cuentan la patronal química europea (CEFIC), la patronal de fabricantes de pesticidas (la Asociación Europea para la Protección de las Cosechas), la química norteamericana Procter and Gamble, la petrolera belga Total o la farmacéutica GlaxoSmithKline.

No sorprende por ello que, si, por ejemplo, uno busca información en este sitio sobre los ftalatos, un componente tóxico del plástico PVC, podrá leer que el DBP –un tipo de ftalato-, es “causa de daño para el niño no nacido” pese a que está reconocido como algo mucho peor, un tóxico para el feto. Para ampliar información, Greenfacts ofrece vínculos a entidades afines, por ejemplo el Centro de EEUU para la Evaluación de Riesgos sobre Reproducción Humana, muy benévolo con este plástico, y no a la web sobre prohibición de ftalatos en juguetes en la UE, por ejemplo. “Según mis noticias –explica Axel Singhofen, asesor del Grupo Verde en el Parlamento Europeo- todas las ONG medioambientales con sede en Bruselas han tenido malas experiencias con ellos y han rechazado cooperar con ellos o recibir su cooperación y varios científicos respetables también han rechazado su cooperación por dudas sobre la neutralidad científica de Greennfacts”.

Numerosas páginas web de sectores industriales tienen enlaces a la web de Greenfacts. Es el caso de la página del Foro Ibérico del PVC, un lobby español empeñado en convencernos de las bondades sanitarias y ambientales de este controvertido plástico clorado. “En este site –se lee en la web del Foro del PVC-, encontraréis una ONG dedicada a facilitar información científica de hecho y contrastada y temas relacionados con la salud a todos los líderes de opinión y público general”. “Es una falsa organización verde –concluye categórico Axel Singhofen, buen conocedor de las prácticas de esta organización-, una pura organización de lavado de imagen y son cada vez peor porque están cada vez más metidos en el sistema; por ejemplo, han consegudio 25.000 euros de la Dirección General de Consumo de la Comisión Europa por traducir a un lenguaje sencillo un informe científico de 50 páginas sobre productos de consumo y está previstos otros dos trabajos similares al mismo precio”. El Grupo Verde del Parlamento Europeo ha elevado diferentes quejas contra estos “falsos verdes”, pero numerosos europarlamentarios y eurócratas han participado en actividades de este grupo supuestamente financiado por grandes industrias.

Lavado verde contra el clima

Desde que en 1992 se acordó el Convenio sobre Cambio Climático en Río de Janeiro, los representantes gubernamentales partidarios de reducir la emisión de “gases invernadero” han tenido que batallar contra infinidad de estos grupos. El más importante, sin duda, es la Coalición Global para el Clima, un conglomerado de multinacionales norteamericanas relacionadas con el automóvil (desde petroquímicas, como Shell o Texaco, a los gigantes del coche, como General Motors o Ford) que ha patrocinado infinidad de estudios cuyas conclusiones eran contrarias a las del prestigioso IPCC, el panel de expertos sobre los que se basa el Convenio de Cambio Climático. Según Gore, se han publicado 928 artículos científicos que confirman que la causa del calentamiento global son las emisiones humanas de dióxido de carbono y ni uno sólo que demuestre lo contrario. Sin embargo, cuando se trata de artículos de divulgación en torno al cambio climático, resulta que el 53% de ellos ponen en duda la “culpabilidad” del CO2 en este problema. Según Gore, esto demuestra la manipulación de la opinión pública, sobre todo, en Estados Unidos, que intetan realizar los sectores económicos opuestos a Kioto y a cualquier reducción de emisiones contaminantes.

Sin embargo, el punto fuerte de la CGC se encuentra más bien en los perjuicios económicos que, a su juicio, tendría una acción enérgica en favor del clima para toda la sociedad, argumento que, de momento, asusta a los gobiernos de los “países ricos” mucho más que la subida en el nivel del mar o el aumento de las sequías. En la página de Internet que ofrece esta coalición se puede encontrar la siguiente declaración: ” Entre 1971 y 1990, ha habido un aumento del 1% en las emisiones de carbono de los países del G-7 [los más ricos del mundo] con un aumento del 0,4% en el Producto Interior Bruto (PIB) de los demás países. Basándonos en esta relación histórica, una disminución del 1% en las emisiones del G-7 se correspondería con una disminución del PIB de los demás países en un 0,4%”.

Por supuesto, para los “países ricos” también sería muy negativo “detener” el crecimiento económico mediante una política de emisiones demasiado “ecologista”. Un estudio realizado por las consultoras económicas WEFA Group y H. Zinder, encargado por la CGC, afirma que, si se pusiera en práctica un objetivo de reducción e CO2 del 20% se produciría pérdidas económicas de entre el 3 y el 3,5% del PIB para Estados Unidos. En esta misma línea economicista ha insistido otro “lobby” muy activo contra las medidas “anti-efecto invernadero”, la Asociación Nacional de Fabricantes de Estados Unidos.

Rafael Carrasco / ECOticias.com (RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS)

Categoría: Estilo de vida | Sin comentarios »

Alimentos orgánicos y salud

31 de agosto, 2009

Hagamos un hincapie en este tema aunque se salga de la construcción.

Noticia publicada en ECOTICIAS:

Hace poco el diario elpais publicó una nota titulada la realidad de la alimentación orgánica, firmada por Daniel Ramón Vidal, en la que se hace una serie de afirmaciones tendenciosas en donde el autor partiendo de una falacia asegura que no existe diferencia para la salud consumir alimentos orgánicos o convencionales.

En el articulo titulado Alimentos orgánicos y salud, nuestro compañero y experto Francisco Sánchez Criado explica al detalle todas las fallas de dicha argumentación. Sin embargo nos llama la atención el hecho que los medios, incluyendo el diario elpais no se hacen eco del ultimo informe recogido en nota de prensa de un estudio financiado por la UE que asegura que los alimentos ecológicos son más nutritivos.

Este estudio se enmarca dentro del proyecto QLIF (Quality Low Input Food) que integra a un total de 15 países y ha tenido una duración de 4 años, y ha sido financiado por la Unión Europea. Esta investigación ha incluido toda la cadena de los productos alimenticios para productos protegidos (tomates), verduras cultivadas al aire libre (lechuga, cebolla, patatas, zanahorias, col), frutas (manzanas), cereales (trigo), carne de cerdo, productos lácteos y aves de corral y concluye, entre otros aspectos, que: los alimentos producidos ecológicamente contienen una mayor concentración de antioxidantes, y un mayor contenido de minerales y vitaminas.

En la misma línea se centran los estudios realizados por María Dolores Raigón, Doctora Ingeniera Agrónoma y profesora del área de Edafología y Química Agrícola de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV). Según María Dolores “las frutas y verduras ecológicas contienen menor nivel de agua, repercutiendo en mayor materia seca, mayor concentración de los sabores, mejor ajuste en la relación del precio y mayor capacidad de conservación”. Por este motivo, Raigón insiste en que “la agricultura y ganadería ecológica es una alternativa de producción y obtención de alimentos cuyo principal objetivo está en alcanzar productos de alta calidad nutricional y organoléptica.

Categoría: Estilo de vida | Sin comentarios »

Intoxicados

27 de agosto, 2009

La contaminación industrial también nos intoxica por dentro. Hay un grupo que es especialmente preocupante porque se acumula en el organismo, se transmite de madres a hijos y afecta a la salud. Estos compuestos orgánicos persistentes (COP) llevan décadas dando quebraderos de cabeza a los expertos en salud pública que tratan de acotar el problema.
¿Quién no ha oído hablar del DDT o de las dioxinas? Se sospecha que casi todas las personas en el mundo están contaminadas por estos compuestos persistentes y volátiles, pero muy pocos países disponen de datos para valorar su influencia en la salud. En España faltaban, pero desde hoy se dispone de una primera imagen del nivel de contaminación interna en la población.

Esta foto es un informe del Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña sobre los niveles de COP en sangre en una muestra de 919 personas. ¿Y qué muestra? De entrada, que todas las personas están contaminadas por al menos tres de los 19 compuestos analizados.

El informe confirma que “los niveles de COP aumentan con los años”, destaca Miquel Porta, catedrático de Salud Pública en la Universidad Autónoma de Barcelona y director del informe. Para este investigador, los COP representan “un riesgo real para la salud humana”. Aunque es complejo demostrarlo, “contribuyen a causar una parte importante de las patologías que más afectan a las personas mayores, desde la diabetes a ciertos tipos de cáncer”.

Otro dato relevante del informe es que las personas con sobrepeso tienen mayores niveles de estos compuestos que las de peso normal. Esto se explica, según Porta, porque los COP tienen afinidad por la grasa y se almacenan en el tejido adiposo.

Los 19 compuestos analizados se han seleccionado por sus usos históricos en la agricultura y la industria. Entre ellos se encuentran el plaguicida DDT y su compuesto de degradación DDE; el pesticida HCB o hexaclorobenceno y cuatro policlorobifenilos (PCB 118, 138, 153 y 180), unas sustancias usadas como aislantes eléctricos. El DDE y el PCB 180 están en todas las muestras de sangre analizadas, y ocho compuestos se han detectado en el 85%.

Hay también diferencias por clases sociales y niveles de estudios, pero su interpretación tendrá que esperar. En cualquier caso, esta foto de la contaminación interna refleja la exposición de la población hace décadas. Muchos de estos compuestos se usaron masivamente desde mediados del siglo XX hasta su prohibición en la década de los ochenta, pero siguen detectándose en recién nacidos porque se transmiten de madre a hijo. “El trabajo de Cataluña es un magnífico ejemplo de vigilancia y de toma de conciencia”, destaca Nicolás Olea, jefe de Radiología del hospital San Cecilio de Granada y experto en COP.

Hasta ahora sólo se disponía en España de estudios aislados. Habían sido realizados en enfermos de cáncer de páncreas o de mama, en embarazadas y en recién nacidos. Sólo había un estudio sobre niveles de pesticidas en la población general, realizado en Canarias, por lo que “será muy interesante comparar ambos estudios”, apunta Ferran Ballester, investigador del Centro Superior de Investigación en Salud Pública de la Generalitat Valenciana.

“Los datos de Cataluña son globalmente comparables a los encontrados en Alemania”, resume Antoni Plasencia, director general de Salud Pública de la Generalitat, que presenta hoy el informe. “Su principal objetivo”, añade, “es definir un punto cero para hacer un seguimiento de los niveles de estos compuestos y orientar las políticas de vigilancia ambiental”.

La situación de Cataluña “probablemente es muy similar a la del resto de España”, afirma Olea, aunque no se descartan diferencias geográficas.

Para frenar esta contaminación interna, en el marco de la ONU se aprobó en 2001 el Convenio de Estocolmo, que fue suscrito por la Unión Europea en 2005. Este convenio, equivalente al Protocolo de Kioto para el cambio climático, prevé la eliminación o reducción de los compuestos más peligrosos.

¿Qué podemos hacer los ciudadanos para protegernos? “Es difícil protegerse de algo que es invisible y no conocemos bien”, responde Ballester. “Por eso es importante hacer más estudios para conocer la evolución de los niveles”. Porta añade que evitar la obesidad y el consumo desmedido de grasas son aconsejables, pero individualmente poco se puede hacer aparte de apoyar las políticas de vigilancia y control de estos compuestos.

Fuente: El País

Categoría: Estilo de vida | Sin comentarios »

Dos millones de personas mueren al año de forma prematura por la contaminación atmosférica

4 de abril, 2009

Dos millones de personas mueren al año de forma prematura por la contaminación atmosférica

23-03-2009

Con motivo de la celebración del Día Meteorológico Mundial, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) muestra la relación entre tiempo, clima y calidad del aire. Los expertos concluyen que la contaminación atmosférica y los efectos del cambio climático, sobre todo el aumento de las temperaturas, repercuten en la salud de la población.

Fuente: SINC

La jornada, a la que se ha unido el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) y la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), se celebra bajo el tema “El tiempo, el clima y el aire que respiramos”. La recuperación de datos, las investigaciones y los pronósticos relacionados con la calidad del aire que realizan los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales de los 188 miembros de la OMM son esenciales para predecir los efectos en la salud humana.

“Los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales colaboran para recopilar y evaluar datos sobre la calidad del aire y reforzar las capacidades de modelización que son esenciales para predecir la contaminación atmosférica y, al mismo tiempo, para proteger a las personas de las consecuencias de esa contaminación en la salud y la economía”, ha explicado el Secretario General de la OMM, Michel Jarraud.

Los datos de los científicos demuestran cada vez mejor la estrecha relación entre la calidad del aire y las condiciones meteorológicas y climáticas. La OMM señala que el transporte y la longevidad de los contaminantes del planeta dependen de variables meteorológicas: “cuanto mejor se conozca el funcionamiento del tiempo y del clima, mejor podrán los científicos predecir la distribución de las partículas y gases atmosféricos potencialmente nocivos”.

Contaminación en los núcleos urbanos

Ante este panorama, la Organización Mundial de la Salud ha estimado que un promedio de dos millones de personas muere prematuramente todos los años debido a la contaminación atmosférica. Si los meteorólogos tienen en cuenta la composición de la atmósfera, podrán hacer mejores predicciones meteorológicas a corto plazo y mejores predicciones climáticas a largo plazo.

Jarraud ha añadido que “la OMM ha participado de forma activa en las iniciativas internacionales destinadas a evaluar los cambios que se producen en el contenido de contaminantes en la atmósfera, tales como el ozono troposférico, el smog, la materia particulada, el dióxido de sulfuro, y el monóxido y el dióxido de carbono, que en su mayoría resultan directamente de la combustión industrial, urbana y automóvil de los combustibles fósiles”.

Según la AEMET, el aire que respiramos cambia constantemente y tanto el desarrollo urbano como la modificación de la superficie de la tierra y el cambio climático (fenómenos derivados de la explosión demográfica mundial) alteran la composición del aire y esos cambios pueden afectar drásticamente al tiempo, al clima y por consiguiente, a la salud humana y a la de los ecosistemas.

Para predecir mejor los cambios del futuro, los científicos incorporan cada vez más los gases y partículas resultantes de actividades humanas a los modelos climáticos. Según ha indicado el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), copatrocinado por la OMM y el Programa de la Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la temperatura media mundial del aire en superficie ha aumentado aproximadamente en 0,74º C entre 1905 y 2005.

Los expertos señalan que el calentamiento climático puede exacerbar la contaminación atmosférica. Se prevé que, como consecuencia del cambio climático y del uso de la tierra, la desertificación alcance mayores proporciones en todo el mundo y, con ello, aumente el riesgo de las tormentas de arena y de polvo. Los modelos del cambio climático indican que con la subida de las temperaturas mundiales los incendios, durante los cuales se generan partículas, aumentarán tanto en frecuencia como en intensidad, y también el riesgo de sequía, que es una fuente posible de incendios.

Recopilación de datos para una mejor predicción

Los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales utilizan los datos recopilados por las estaciones de la red de Vigilancia de la Atmósfera Global (VAG) sobre los gases de efecto invernadero (dióxido de carbono y metano), los aerosoles, y los gases reactivos (ozono, óxidos de nitrógeno o dióxido de azufre).

Con esta información elaboran productos de predicción de la calidad del aire, como los índices de la calidad del aire que indican las concentraciones de varios contaminantes. El principal objetivo es que tanto la VAG como el Programa Mundial de Investigación Meteorológica de la OMM entiendan mejor los efectos de la contaminación atmosférica en diferentes entornos y amplíen el conjunto de servicios relacionados con la calidad del aire, disponibles en la actualidad.

Categoría: Estilo de vida | Sin comentarios »

« Página anteriorPágina siguiente »