Bioconstrucción - rehabilitaciones integrales - Materiales ecológicos - Bioclimática y eficiencia energética

Eficiencia energética

Mensajes archivados en esta categoría

Decalogo del autoconsumo

20 de agosto, 2013

El autoconsumo es un modelo alternativo de suministro eléctrico sostenible, social, económico y medioambiental. Con el autoconsumo un consumidor puede reducir significativamente el coste anual de su factura eléctrica. Las  instalaciones renovables destinadas al autoconsumo son fiables por rendimiento y robustez, permitiendo una gestión directa por parte del consumidor. El autoconsumo crea riqueza local y empleo estable contribuyendo además a la sostenibilidad del planeta y la lucha contra el cambio climático. Un primer paso, ya al alcance de todos, es la apuesta decidida por un modelo alternativo, viable técnica y económicamente, sostenible y sostenido en el tiempo y con base legal: el autoconsumo sostenible.

zoomLas ventajas del autoconsumo resumidas en un gráfico elaborado por la Plataforma

Con esta convicción, la Plataforma para el impulso de la generación distribuida y el autoconsumo energético lanza su Decálogo a favor del autoconsumo que transcribimos. Consume tu propia energía.

Por una energía autóctona y más eficiente
El autoconsumo con tecnologías renovables permite aprovechar unos recursos naturales, autóctonos, gratuitos e ilimitados. Con el autoconsumo, el usuario consume la energía que genera en el mismo lugar, sin que sea necesario transportarla a través de las líneas eléctricas. Se reducen considerablemente las pérdidas de energía, las cuales se cifran en torno al 10%.

Por la reducción del coste de la factura de la luz
Con una regulación adecuada, y en base a las experiencias internacionales, el autoconsumo permitiría unos ahorros en la factura eléctrica superiores al 70%. Un consumidor medio podría ver reducida su factura de unos 900,00 € anuales a algo menos de 300,00 €. Una industria podría reducir entre un 40% y un 85% su recibo eléctrico, con una instalación renovable adaptada a sus necesidades. Por ejemplo, para un consumo eléctrico anual de 72.000 kWh, la factura se podría reducir entre 5.000,00 y 9.000,00 € al año.

Por un mundo más sostenible
El autoconsumo contribuye decididamente en la lucha contra el calentamiento global del planeta. Reduce las emisiones de gases de efecto invernadero CO2, SO2 y NOx. No genera residuos y se trata de una herramienta básica para reducir la huella de carbono. Una instalación de 1,5 kilovatios renovables, evita la misma emisión de CO2 que absorbe un bosque con 135 árboles.

Por la independencia energética
El autoconsumo permite la autonomía energética mediante la generación autóctona de energía. De esta forma contribuye a la disminución de la dependencia energética del exterior y blinda a la economía española de las variaciones inesperadas del precio de los combustibles fósiles.

Por la creación de empleo y empresas locales
El autoconsumo promueve la creación de un tejido industrial y empresarial, con carácter permanente, allí donde se  desarrolla. Dadas sus características, las empresas y los trabajadores están próximos a las instalaciones. Cada megavatio renovable instalado en autoconsumo, sobre una cubierta industrial, centro comercial o tejado residencial, genera unos ingresos directos para el Estado entre 500.00,00 y 1.000.000 € dependiendo de su ubicación y decenas de empleos durante su fabricación e instalación requiriendo, posteriormente, de un empleo estructural local durante toda la vida de la instalación.

Por una energía social alternativa
El autoconsumo es beneficioso para el consumidor requiriendo inversiones moderadas en equipos e instalación. Es participativo, social y depende únicamente de recursos ilimitados y al alcance de todos. El autoconsumo fomenta una mayor concienciación por la protección del medioambiente, además de blindar casi totalmente al consumidor ante futuros incrementos de precios de la energía eléctrica.

Por el uso eficiente de los recursos

El autoconsumo evita nuevos desarrollos en redes de transporte y distribución, al encontrarse los puntos de generación en la misma ubicación que el consumo. Del mismo modo, reduce los costes de mantenimiento de estas infraestructuras  haciendo un uso más racional de las mismas. Se trata de una generación distribuida que minimiza el uso de los servicios de regulación, conteniendo los costes futuros de las infraestructuras eléctricas.

Por la integración en la edificación
El autoconsumo con renovables será factible con distintas tecnologías, fundamentalmente la fotovoltaica, la eólica de pequeña potencia e incluso en algunas aplicaciones de la biomasa. En particular, las instalaciones fotovoltaicas se integran en la edificación con escaso impacto visual. Sustituyen armónicamente materiales de construcción por elementos arquitectónicos fotovoltaicos. Del mismo modo, existen gran variedad de diseños y soluciones de instalaciones eólicas para su integración en la edificación.

Por el impulso tecnológico
Las instalaciones renovables suponen el desarrollo de soluciones orientadas a reducir los costes energéticos. El progreso tecnológico y la normalización garantizan la fiabilidad absoluta de los equipos. El autoconsumo permite el desarrollo de soluciones que combinan diferentes fuentes de generación, asegurando de esta forma una mejora en el suministro eléctrico. Estas soluciones llevarán aparejadas un alto componente de I+D+i a nivel nacional.

Por un sector estratégico
El autoconsumo es una clara apuesta para impulsar el crecimiento económico y la generación de empleo, sobre todo en formación profesional y por los retornos al Estado. El autoconsumo redunda positivamente en la balanza comercial de nuestro país -el 80% de nuestras importaciones corresponden a combustibles fósiles para la generación de energía-. Impulsa además un modelo avanzado de generación eléctrica, siendo referente internacional y reforzando la posición de liderazgo de la industria española en el mundo.

 

FUENTE:  SOM ENERGIA – TERRA

Categoría: Eficiencia energética | Sin comentarios »

Guía para ahorrar agua y energía en la vivienda

6 de julio, 2012

 

Guía para ahorrar energía y agua en casa

 

La mayoría de veces ahorrar energía y agua es sólo cuestión de cambiar ciertos hábitos de consumo, otras veces vale la pena invertir cierto dinero en cambios tecnológicos que a la larga te supondrán un ahorro que también notarás en la factura.

En la siguiente guía hemos recopilado los puntos más importantes que debes tener en cuenta a la hora de ahorrar energía y agua en casa.

 

1- Guía para ahorrar energía

 

1.1 Iluminación

Aprovecha al máximo la luz natural. Pinta las paredes y el techo de colores claros, reserva las estancias más luminosas para las habitaciones donde pasas mayor tiempo y distribuye los muebles en función de como aprovechar mejor la luz.

Aunque parece una obviedad, mucha gente no apaga la luz cuando sale de una habitación.

Mantén limpias de polvo las bombillas y lámparas para aprovechar mejor la luz.

Evita comprar lámparas con muchas bombillas, proporcionalmente consumen mucha más energía que las lámparas con una sola bombilla.

Es un falso mito que dejar los fluorescentes encendidos consume menos energía que si se encienden y apagan cada vez. Apagar el fluorescente cuando no se necesita es la manera en que se consume menos energía.

Estudia la posibilidad de cambiar la compañía eléctrica tradicional por una que solo comercialice con energía 100% renovable.
Hay varias empresas en el mercado y cooperativas que se dedican a eso.

 

Cambios tecnológicos

Coloca las bombillas de bajo consumo, aunque cuestan más duran más tiempo y consumen un 80% menos (recuerda que las bombillas y tubos fluorescentes deben depositarse en un punto de recogida para su reciclaje.) *

Los tubos fluorescentes son perfectos para lugares donde se necesita luz durante muchas horas como por ejemplo la cocina. *

* coste económico muy bajo       ** coste económico medio       *** coste económico alto

Reparto del consumo eléctrico doméstico

 

 

1.2 Aire Acondicionado / Calefacción

Ahorra en aire acondicionado. Cierra las persianas las tardes de verano, si el sol entra directo, el calor se acumula en la estancia y permanece durante la noche.

El lugar mas apropiado para colocar el aire acondicionado es la parte sombreada de tu casa. En días calurosos enciende el equipo antes de que tu casa se caliente.

No exijas mucho frío al aire acondicionado al momento de ponerlo en marcha. No refrescará la habitación más rápidamente, sólo gastará más energía.

Limpia o remplaza los filtros periódicamente. Unos filtros sucios obligan a trabajar más al ventilador.

Utiliza mejor un ventilador para refrescarte siempre que puedas, consume mucho menos y evitarás resfriarte.

En invierno mantén las persianas abiertas cuando entre el sol directo por la ventana, el calor permanecerá durante la noche.

Las noches de invierno, baja las persianas y corre las cortinas para aislar del frío.

No debe haber una diferencia de temperatura superior a los 10/12°C entre la temperatura exterior y la que se produce en el interior.

Recuerda purgar los radiadores al principio del invierno.

Cierra la calefacción en las habitaciones vacías o que utilices poco.

Por la noche, apaga la calefacción o mantén el termostato a 16º. No la enciendas hasta la mañana una vez hayas ventilado. Recuerda que 10 minutos son suficientes para ventilar una habitación.

Cambios tecnológicos

Mejora el aislamiento de tu vivienda, especialmente de la cubierta que es por donde se producen más ganancias y pérdidas de calor. ***

Las ventanas dobles pierden la mitad de calor que las ventanas convencionales. Prefiere el marco de madera con rotura de puente térmico, aíslan mejor que los marcos de aluminio o hierro. **

Coloca burletes en puertas y ventanas. No sólo aíslan del frío, también del ruido. *

Coloca válvulas termostáticas en radiadores o termostatos programables, ahorraras entre un 8 y en 13% de energía. **

Según el clima de tu zona, puede que te interesa instalar una bomba de calor. Aunque funcionan con electricidad son sistemas muy eficientes de calefacción que funciona por la ley de la termodinámica. Suelen ser de uso reversible (proporcionan calor o frío) y pueden llegar a ahorrar un 70% de energía respecto a un sistema de calentamiento tradicional. ***

Si te estas planteando una reforma completa de tu vivienda, estudia la posibilidad de instalar una calefacción radial. La más común consiste en colocar tubos bajo el suelo que lo convierten en un gran panel emisor de calor, aunque también puede colocarse en techos y paredes según convenga. Su instalación es muy costosa, a la larga puedes ahorrar hasta un 30% en tu factura de la calefacción. ***

Si gastas mucho en calefacción, haz cuentas y estudia la posibilidad de colocar una caldera de biomasa, aunque son más caras, a la larga lo ahorras en combustible ya que funcionan con materia orgánica (en España normalmente huesos de aceitunas y cáscaras de almendra). ***

* coste económico muy bajo       ** coste económico medio       *** coste económico alto

 

1.3 Televisión y equipos informáticos

El televisor constituye un 10% de la factura de la luz. Comparte los momentos de televisión con amigos y familia y regula el brillo y contraste para maximizar el rendimiento.

La pantalla es la parte del ordenador que más consume, así que utiliza un salvapantallas negro. Apaga el monitor en ausencias breves y todo el equipo en ausencias mayores de media hora.

Los aparatos en modo pausa o stand-by siguen consumiendo electricidad, es el llamado consumo “fantasma”. Se calcula que en España este consumo puede suponer a una familia el 12% de su factura anual de electricidad. Una buena forma de controlarlo es conectar varios equipos (TV, DVD, TDT) a una regleta con interruptor, así podrás conectar y desconectarlos todos a la vez.

Desenchufa los cargadores cuando termines de utilizarlos. Mientras están enchufados consumen.

Cambios tecnológicos

 

Los monitores de pantalla LCD consumen entre un 50 y 70% menos energía que los de tubo de rayos catódicos **

Escoge productos informáticos con el sello Energy Star, significa que han pasado un control de consumo eficiente de electricidad. **

Energystar

* coste económico muy bajo       ** coste económico medio       *** coste económico alto

 

1.4 En la cocina

Hierve sólo el agua que necesitas y tapa la olla, calentarás más rápido y consumirás menos.

Regula el fuego. Cuando la comida llega al punto de ebullición se puede poner el fuego al mínimo.

Prefiere las ollas a presión siempre que puedas, son mucho más eficientes. Las cazuelas de hierro, acero inoxidable o barro son preferibles a las de aluminio.

Mantén limpios los quemadores de la cocina, si se atascan consumen más.

Utiliza el fogón más apropiado al tamaño de la cazuela o sartén. Recuerda que el fondo del recipiente debe ser mayor que el diámetro del fogón para aprovechar mejor el calor.

Evita abrir la puerta del horno mientras esta en marcha, además de perder una gran cantidad de calor cada vez que se abre la puerta, haces que el alimento tarde más en cocinares. Apaga el horno unos instantes antes con el fin de aprovechar el calor residual para terminar la cocción.

El microondas consume un 70% menos de energía que el horno.

Compra alimentos de temporada y producidos en tu localidad que no han sido transportados largas distancias ni refrigerados. Son más respetuosos con el medio ambiente y favoreces la economía local.

 

Cambios tecnológicos

El gas es una energía más limpia y económica que la electricidad, tenlo en cuenta a la hora de cambiar tu caldera o cocina. **

Si vas a comprarte un electrodoméstico, escoge uno de clase energética A++ o A+. Recuerda elegir el aparato función de tus necesidades, la gente que sois en casa, vuestros hábitos alimentarios, etc. **

Las lavadoras de carga frontal consumen menos energía y agua que las de carga superior. *

Los lavavajillas con dos tomas independientes para agua fría y caliente reduce considerablemente la energía consumida por este aparato. **

* coste económico muy bajo       ** coste económico medio       *** coste económico alto

Etiqueta consumo

 

 

1.4.1 Lavadora

Utiliza la lavadora con la carga completa siempre que puedas. La media carga utiliza más energía proporcionalmente.

El 85% de la energía que consume la lavadora la utiliza para calentar el agua. Utiliza programas de 30º-40º grados que gastan mucha menos energía y son menos dañinos para tu ropa.

 

 

1.4.2 Nevera

La nevera es uno de los electrodomésticos de la casa que más energía consume, por ello hay que prestarle más atención.

Una temperatura de 6º para el frigorífico y -18ª para el congelador es suficiente para conservar los alimentos.

Mantén las paredes del congelador sin hielo. El hielo hace de aislante y provoca que el motor tenga que trabajar más.

Vigila que las rejillas de ventilación no estén obstruidas y mantén limpia la parte trasera, el polvo también actúa como aislante.

Comprueba que las gomas de las puertas cierran herméticamente. Límpialas periódicamente y aplica un poco de talco para mantener su elasticidad.

Llama al servicio técnico si la nevera hace ruido constantemente, significa que el motor funciona sin parar.

Abre la puerta de la nevera el menor tiempo posible

Descongela los alimentos en la nevera para aprovechar ese enfriamiento.

Causas de la pérdida de frío

 

 

2- Guía para ahorrar agua

 

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, un español consume una media de 149 litros al día. ¿Sabes cuál es tu media?

Calcula tu consumo medio de agua con los datos de tu factura y sigue la evolución después de seguir estos consejos.

 

2.1. Revisa y repara las fugas de agua

Vigila que ningún grifo gotee. Un grifo que gotea gasta innecesariamente 30 litros de agua diarios

Asegúrate de que el inodoro no pierde agua. Normalmente las fugas grandes pueden detectarse fácilmente por el ruido, pero una pequeña fuga es más difícil de detectar. Para detectarla coloca colorante alimentario en la cisterna, espera 15 minutos y comprueba que no haya restos en la taza.

Haz un test de fugas. Para ello primero asegúrate de que todos los grifos de la casa están cerrados, incluidos aspersores, inodoros, lavadoras, etc. Localiza el contador del agua y apunta el número que marca, espera 15min y vuelve a mirar el contador. Si el número ha cambiado, es probable que tengas una fuga.

Nunca tires el aceite de la cocina por el desagüe. Lo mejor es colarlo y almacenarlo en un recipiente para llevarlo a un punto de reciclaje. Si te es imposible, tíralo a la basura en botellas o bien, directamente al cubo empapando papel de periódico.

 

Cambios tecnológicos en la detección de fugas

Instala un equipo de detección de fugas. Se instala en la entrada del agua de la vivienda y dispone de un contador que en cuento detecta un consumo anómalo cierra automáticamente el paso del agua. Además del ahorro, evitarás inundaciones. ***

* coste económico muy bajo       ** coste económico medio       *** coste económico alto

Fugas de agua

2.2 En la cocina

Lava los vegetales en un recipiente y reutiliza el agua para regar las plantas.

No descongeles los alimentos bajo el chorro del agua. Además de gastar agua, los alimentos pierden nutrientes.

A la hora de fregar los platos a mano, llena una pila para enjabonar y otra para aclarar. Esto supone un ahorro de 115 litros.

Un lavavajillas con la carga completa gasta menos agua que un lavado a mano.

Recoge el agua que corre mientras esperas que llegue el agua caliente. Esta puedes utilizarla para el inodoro, regar, limpiar…

Los posos de café sirven para desatascar tuberías, pero tirarlos con frecuencia por el desagüe significa aumentar la carga de trabajo de las depuradoras.

 

Cambios tecnológicos en la cocina

Los aireadores son pequeñas piezas que se enroscan en la punta de los caños de los grifos para incorporar aire al chorro de agua y así reducir el consumo de agua entre un 40% y 50% sin notarlo. Puedes encontrar aireadores en el mercado por 3 euros. *

Los reductores de caudal en la tubería del grifo. Son dispositivos que se colocan en las tuberías para reducir el consumo a 8 l/min frente los 15 litros/minutos para un grifo. Los puedes encontrar en el mercado por 10 € y pueden llegar a reducir el consumo hasta la mitad *

El grifo monomando (funciona con el movimiento de una palanca) es el más eficiente ya que permite hacer la mezcla de agua fría y caliente sin desperdiciar agua en vano. También evita el goteo. **</>

* coste económico muy bajo       ** coste económico medio       *** coste económico alto

Uso responsable del agua en la cocina

2.3 En el baño

No utilices el inodoro como cubo de la basura para tirar papeles o colillas. Cada vez que tiras de la cadena por tirar un papel gastas entre 6 y 10 litros dependiendo de la carga de la cisterna.

Cierra el grifo cuando te lavas los dientes y te afeitas. Puedes utilizar un vaso para enjuagarte o para limpiar la cuchilla.

Una ducha puede gastar más agua que un baño dependiendo de lo larga que sea. Regular la presión y cerrar el chorro mientras te enjabonas te harán ahorrar agua.

Cambios tecnológicos en el baño.

Cisternas con interruptor de descarga para inodoros. Actualmente todas las cisternas ya integran un sistema de ahorro de agua, ya sea el interruptor de descarga o el doble botón de 3 ó 6 litros. Si tu cisterna es antigua y funciona bien, puedes instalar un dispositivo de corte de descarga que se adapte.

Instala grifos monomando, son muy eficientes a la hora de mezclar el agua fría con la caliente y evitan el goteo. **

El grifo termostático es que se caracteriza por integrar un selector de caudal y uno de temperatura. De esta manera no se deja correr el agua hasta que alcanza la temperatura deseada. **

Instala reductores de caudal en lavabo y ducha. Se colocan en las tuberías y reducen el consumo a 8 l/min los 20 l/min para una ducha. *

* coste económico muy bajo       ** coste económico medio       *** coste económico alto

Uso responsable del agua en el baño

 

 

2.4 En el jardín

Riega durante el anochecer, evitarás perdidas por evaporación.

El viento reseca mucho las plantas, protege tu jardín del viento con muros, vallas, setos, etc. Tampoco conveniente regar en días de viento.

Elije plantas autóctonas para tu jardín que puedan vivir con el agua de la lluvia. También puedes poner especies que necesiten poca agua como cactus, palmeras aloes, etc.

Diseña el jardín agrupando las especies según el agua que necesiten.

Para limpiar calles y patios utiliza una escoba en vez de una manguera.

Es mejor regar arboles y arbustos pocas veces pero abundantes. Las plantas desarrollan mejor sus raíces y se hacen más resistentes a las sequías.

El césped es una planta de clima lluvioso que necesita mucha agua. Si tienes césped déjalo crecer hasta los 5/6 cm que es cuando menos agua necesita y evita plantarlo en zonas marginales o con pendientes fuertes.

 

Cambios tecnológicos en el jardín

Elije el método de riego más adecuado según tus plantas.

El riego por exudación consiste en tuberías de material poroso que una vez llenas de agua empiezan a sudar el agua de su interior. Requiere un mantenimiento ya que la cal y las algas pueden atascar los poros, sin embargo es el método que supone un mayor ahorro de agua. ***

El riego por goteo es también muy eficiente ya que mantiene un nivel de humedad constante, sin encharcamiento. Además disminuye la proliferación de malas hierbas. ***

El sistema de aspersores no es muy recomendable ya que desperdicia mucha agua en terreno que no lo necesita. Si tienes aspersores, ajusta los grados de giro para aprovechar al máximo el agua y no mojar zonas que no lo necesitan.

El método por manguera suele ser el menos óptimo para el ahorro de agua.

En un sistema de riego automático, puede incorporarse un sensor de lluvia y un sensor de humedad. ***

* coste económico muy bajo       ** coste económico medio       *** coste económico alto

Uso responsable del agua en el jardín

 

Fuente:
logos idae y ecodes

 

 

 

Categoría: Eficiencia energética | Sin comentarios »

Energía solar y eólica combinada

3 de febrero, 2010

Energías Renovables | El uso de energía solar y eólica de una forma combinada se está abriendo camino en el mercado con innovaciones como la “SolarWind turbine” de la empresa americana Bluenergy, el primer sistema híbrido que se comercializa después de varios años de desarrollo. Es, básicamente, un generador de viento helicoidal cuya superficie está cubierta de células fotovoltaicas.

Ya existen turbinas eólicas helicoidales, pero la belleza de este modelo radica en su diseño estético y su eficacia: cuando brilla el sol se acumula la energía; cuando sopla el viento (de hasta 144 km por hora) también recoge energía. Gracias a la combinación de ambos tipos de generación, la turbina es capaz de rendir en condiciones de poco viento y baja insolación.

El principal problema de las energías renovables para hacerlas plenamente rentables es que el sol no sale todos los días. Tampoco el aire está siempre en movimiento. La turbina SolarWind, sin embargo, tiene el potencial de suavizar este problema de generación intermitente.

Debido al diseño helicoidal y al supuesto giro de la turbina, aún con viento casi inexistente (sólo necesitan un mínimo de una brisa de 6 km/h para operar), las células fotovoltaicas reciben todas en su conjunto la máxima cobertura de sol, evitando los típicos sistemas de seguimiento del astro desde que sale hasta que se pone.

Las células solares están recubiertas y encapsuladas con un fluoropolímero (una película transparente) que permite la captura de la luz solar desde cualquier ángulo y que las permite adherirse a las superficies curvas. Además, estas células no necesitan refrigeración ni limpieza, ya la brisa del giro se encarga de ello. Su diseño también permite a la turbina captar vientos multi-direccionales, aumentando su eficacia en un 50% frente a las turbinas de hélice tradicionales.

Otra ventaja adicional frente a otras turbinas es que este tipo de helicoidales pueden ser instaladas en zonas residenciales que no son apropiadas para las turbinas convencionales por el peligro para personas, animales o cosas; incluso serían aptas para colocar en el tejado de las casas particulares, minimizando el impacto visual gracias a su parecido con chimeneas o extractores de humo.

Tampoco importaría el impacto sonoro, pues el sistema es totalmente silencioso gracias a la forma de espiral y a que la velocidad de rotación no supera nunca a la velocidad del viento. También se minimizan considerablemente los costes constructivos y de mantenimiento, ya que se puede acceder a la turbina desde el nivel del suelo gracias a un sistema hidráulico que permite el alzado desde la posición horizontal.

Fuente: Cookingideas

Categoría: Eficiencia energética | Sin comentarios »

Prohibido el uso de bombillas incandescentes a partir de 2010

31 de agosto, 2009

La UE da un paso ecológico y prohibe el uso de bombillas incandescentes a partir de 2010

 

 

  • Se promueve el uso de bombillas eficientes, cuyo consumo es hasta cinco veces menor
  • La iniciativa reducirá la emisión de 30 millones de toneladas de CO2 al año
  • Según los ecologistas esta medida se queda corta
  • Los ministros de Energía quieren fomentar la rentabilidad sin perjuicio del consumidor

Los países de la Unión Europea (UE) han acordado prohibir el uso de bombillas incandescentes a partir de 2010 en un esfuerzo por generalizar el uso de aparatos domésticos de diseño ecológico.
Los ministros de Energía han aprobado en Luxemburgo unas conclusiones con las que pretenden completar la legislación europea ya existente sobre materia ecológica.

Esta medida afecta a numerosos productos como lavadoras, lavavajillas y hornos eléctricos y promueve el empleo de bombillas eficientes, con las que, según los ecologistas, se reduciría el consumo de energía en un 60%, lo que equivale a unos 30 millones de toneladas de dióxido de carbono al año.

En concreto, los ministros han apoyado que “todos los productos de alumbrado domésticos con menor rendimiento estén prohibidos a la venta a partir de 2010, cuando existan fórmulas de sustitución”, reza el texto de conclusiones.

Los ministros han dejado claro, eso sí, que no se quiere reducir el suministro en el mercado ni perjudicar al usuario en ningún sentido. Asimismo, han destacado que quieren que se respeten todos los parámetros del diseño ecológico, en particular la rentabilidad.

Una medida que se queda corta para los ecologistas

La medida ya ha provocado reacciones en los grupos ecologistas como WWF, que la ha considerado “un paso adelante positivo”.

Según calcula WWF, el consumo de las bombillas incandescentes es de tres a cinco veces superior al de las bombillas eficientes y su sustitución contribuiría a la reducción del consumo de energía en iluminación un 60%, lo que equivale a unos 30 millones de toneladas de dióxido de carbono al año.

Sin embargo, esta organización ha lamentado que la UE no haya adoptado aún un objetivo obligatorio de reducción del consumo energético primario en un 20% para 2020.

“Mantener la eficiencia energética como una herramienta opcional no nos conducirá hacia la necesaria reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en un 30% en 2020″, ha asegurado la ONG en un comunicado.

Los ministros sí han hecho mención a esta reducción del consumo anual de energía primaria, que ya figuraba en unas conclusiones anteriores, pero no han ido más allá en la concreción de ese objetivo.

También se han mostrado a favor de la adopción de una política integrada en materia de clima y energía basada en tres objetivos fundamentales: la lucha contra el cambio climático, la seguridad del abastecimiento y el mantenimiento de la competitividad de las economías europeas.

Fuente RTVE

Categoría: Eficiencia energética, Materiales ecológicos | 2 Comentarios »

Rehabilitar viviendas en tiempos de crisis

14 de mayo, 2009

Sin duda esta va a ser una de las salidas de muchas empresas. La rehabilitación energética permitirá adaptar el parque inmobiliario a las nuevas demandas en materia de eficiencia.  Las casas que consuman más perderán valor. Todo se verá.

Fuente: El Mundo – Pedro Cáceres | Madrid

Mejorar la eficiencia energética de los hogares, responsables de la tercera parte de las emisiones de gases de efecto invernadero del país, no sólo ahorraría electricidad, gas y dinero, sino que paliaría el cambio climático. El Código Técnico de la Edificación (CTE), la norma reguladora de la construcción en España, obliga a incluir medidas de ecoeficiencia, pero ha llegado tarde. El nuevo CTE, que obliga a emplear los sistemas de eficiencia más modernos, entró en vigor en 2007. Sólo las casas construidas a partir de 2008 incorporan esas exigencias. Y es tarde porque, ya se sabe, ahora mismo se inician muy pocas viviendas en España.

Según los expertos, los millones de casas entregadas durante el boom inmobiliario distan mucho de las necesidades de los tiempos actuales de escasez de energía y cambio climático. La fiesta urbanística de los últimos años ha dejado ese legado y, además, ha terminado en resaca: la crisis se está cebando en el ladrillo, que llegó a suponer el 18% del PIB español y ahora es un sector de gran destrucción de empleo.

Estas circunstancias están generando un movimiento en favor de la rehabilitación de viviendas. Ya que una de las recetas del Gobierno contra la crisis es generar obra pública para crear empleo, muchos abogan por destinar parte a reformar construcciones. Se trataría de mejorar las casas existentes y no construir más ocupando más suelo todavía.
Rehabilitar en tiempos de crisis

El mes pasado, el Observatorio de la Sostenibilidad en España organizó en Madrid un foro titulado Sostenibilidad y edificación. Rehabilitar en tiempos de crisis, en el que participaron representantes sindicales, de las empresas constructoras, de la administración local, autonómica y del Estado y del colegio de arquitectos.

El moderador del encuentro, Domingo Jiménez Beltrán, ex director de la Agencia Europea del Medio Ambiente, presentaba el asunto del siguiente modo: «España tiene el mayor patrimonio construido por persona de Europa. Son 25 millones de viviendas, que equivalen a casi una por cada dos habitantes». Según Beltrán, para «salir de la crisis y crear empleo» lo que habría que hacer es «construir sin destruir, invertir en en soluciones y no en problemas».

En 2008, Jiménez Beltrán presentó un proyecto junto a Carlos Hernández Pezzi, presidente del Consejo Superior del Colegio de Arquitectos y a Joaquín Nieto, presidente de honor de SustainLabour para ponerse a la tarea. Ese plan proponía mejorar la accesibilidad y la eficiencia energética en 2.250.000 viviendas y 150.000 edificios a lo largo de cuatro años. Se trataba de hacerlos más habitables, mejorando el comportamiento térmico de su envolvente e instalando energías renovables.

Para los autores del plan, además de reducir la dependencia energética y la factura mensual, se podrían crear 390.000 empleos. Concluidas las obras se ahorraría cada año 2.700 millones de euros en compra de petróleo y 160 millones en pago español de emisiones de CO2.

El arquitecto Carlos Hernández Pezzi insiste en la necesidad de lavarle la cara al parque actual: «Hemos hecho 500.000 viviendas al año y, hasta la entrada en vigor del Código Técnico de la Edificación en 2007, todas son mejorables. Tenemos un parque reciente e ineficiente. Hemos creado mucho espacio inútil e insostenible». Para Pezzi, intentar hacerlas más verdes es «una empresa titánica» pero que merece la pena.
Un yacimiento de empleo

Llorenç Serrano, secretario confederal de Medio Ambiente de CCOO, cree que la rehabilitación es un gran yacimiento de empleo superior a las infraestructuras, puesto que éstas «generan mucho menos empleo que la modernización de viviendas».

Todos coinciden en los objetivos. Lo difícil es la puesta en práctica. Porque los grandes planes afectan a individuos y propietarios reales, personas que deben afrontar la obra en su casa. Y aunque tengan ayudas de la administración no lo cubren todo. El ahorro futuro no basta para afrontar el gasto inmediato.

Valentín Alfaya, director de Calidad y Medio Ambiente de Ferrovial, sabe bien lo difícil de la tarea. Su compañía tiene un producto específico para la reforma verde de edificios. Pero esa rama del negocio no ha despuntado como esperaban porque, a la hora de la verdad, las comunidades de vecinos no dan el salto adelante.

Y sin embargo, en un sector en crisis, aparecen todo tipo de iniciativas que caminan hacia el ecoladrillo. El grupo internacional Bureau Veritas acaba de presentar en España su iniciativa Green Rating, una auditoría sobre el rendimiento ambiental de los edificios que, según su responsable, Alejandro Cobos, «es una herramienta para adoptar las decisiones de mejora». Otras, como la consultora Jones Lang LaSalle, asesoran a los propietarios para adaptar los inmuebles al ahorro energético y conseguir certificaciones de calidad energética.

Para Mark Reynolds, director de gestión de la consultora, un edificio puede ahorrar un 30% de energía y hasta un 50% de agua con las mejoras y sobre todo «aumentar su valor como activo» gracias a ello. Como se ve, en el fondo, la ecología y la economía acaban siendo la misma cosa. Lo complicado es ponerse en la práctica a construir bien las cosas… o reconstruirlas. La demanda es que la Administración ayude a conseguirlo.
El Plan Renove del Ministerio de Vivienda

Según la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, la rehabilitación energética de edificios tiene un importante papel en la lucha contra el cambio climático. Durante un encuentro celebrado a final de 2008 con homólogos europeos, la dirigente afirmó que además de los beneficios sobre la calidad de vida y el medio ambiente, es una política económicamente conveniente porque es intensiva en mano de obra, es tecnológicamente avanzada e impulsa el desarrollo de otras industrias y servicios».

El Plan Renove del Ministerio de Vivienda pretende destinar 4.000 millones de euros a mejorar 470.000 hogares generando 300.000 puestos de trabajo.

Las ayudas para mejorar el aislamiento, instalar sistemas de ahorro de energía y agua y dotar de paneles solares a las viviendas las pueden pedir los propietarios, las comunidades de vecinos y los inquilinos autorizados por el dueño.

Las subvenciones podrán llegar a 3.400 euros, e incluso 6.500 euros si la vivienda se destina al alquiler. Las comunidades de propietarios podrán obtener un préstamo igual al coste de las obras y solicitar una subvención de hasta 1.100 euros por vivienda. Además, cada propietario podrá acceder a otras ayudas, como una subvención de hasta 2.700 euros.

En las viviendas nuevas está vigente el nuevo Código Técnico de la Edificación, que entró del todo en vigor en marzo de 2007 y actualizó el anterior, de 1979. Exige unos rendimientos energéticos mínimos de la vivienda y obliga a que una parte de la energía demandada por el edificio tenga un origen solar renovable. Lo que supone la instalación de paneles para el agua caliente sanitaria, por ejemplo.

Según el subdirector general de Innovación y Calidad de la Edificación, Javier Serra, el nuevo código logra que la energía demandada por los edificios se reduzca entre un 25% y un 35% sobre el nivel de la normativa anterior.

Categoría: Eficiencia energética | Sin comentarios »

Página siguiente »